mayo 20, 2024

¿Qué espera la sociedad venezolana de este 2023?

El inicio de un nuevo año es siempre un momento propicio para proyectar metas y corregir debilidades, con el objetivo de crecer a nivel personal y como sociedad, es por ello que consultamos al reconocido psicopedagogo, Heber Moreno de @soycapaces , para conocer cuál es la visión del venezolano en al actualidad y las herramientas necesarias para mejorar durante este 2023.

«En 2023 ya no existe la pandemia como excusa para no hacer, por lo tanto, ahora el venezolano requiere de un proceso de formación continua, con inversión en educación y en constante emprendimiento.» señaló el especialista.

En comparación con lo ocurrido entre 2017 y 2018 en donde buena parte de la población abandonó los estudios superiores ante la aguda crisis, ahora vuelve con fuerza la formación universitaria, para lo cual la familia venezolana promedio está invirtiendo en la formación de sus hijos.

Moreno destacó además el nuevo rumbo asumido por los emprendedores, quienes buscan ahora pasar a ser empresas formales, en vista de la gran competencia existente en el mercado, por lo cual se requiere contar con el personal más competente y calificado posible en los cargos, para obtener los mejores resultados.

«Invertir en educación nos va a traer mejores resultados para el crecimiento económico y esto ya lo estamos viendo.» indicó el psicopedagogo.

En el factor psicosocial, la visión 2023 es esperanzadora, ya que de acuerdo a Moreno, el 2022 fue un año de relativa estabilidad política y económica, donde no hubo crisis alimenticia, ni apagones, ni pandemia, en donde la inflación reapareció a finales de año, permitiendo a los venezolanos soñar con un escenario de recuperación.

«Las personas realizan planes para 2023 en comunidad, la mayoría de los venezolanos está buscando formas de independencia, vivir en pareja sin estar casados, crear familia sin obligación por hijos, lo hacen por decisión.» aseguró. 

Por otra parte, los mayores riesgos 2023 vienen de la mano del incremento de la exposición de información en redes sociales, que pueden fomentar el abuso sexual infantil, razón por la cual se amerita de un acompañamiento educativo, que permita inculcar herramientas de defensa, debido a que hay una población la cual se alimenta del morbo, representando esto un peligro potencial para los menores de edad.

Finalmente, Moreno indicó que sus mas recientes estudios realizados a finales de 2022 a través de un «tablero de sueños» aplicado a una muestra de personas en Guanare, arrojó como resultado la necesidad de afiliación, vinculación o socialización para este 2023.

«Estamos a un clic en las redes sociales, en donde tenemos interacción continua, pero las posibilidades de vincularse, iniciar un conversación, establecer vínculos de negociación, aprender a mediar, se han reducido notoriamente y esto se debe a la poca interacción social real, como consecuencia de la pandemia, ya que las habilidades sociales son habilidades entrenadas.» puntualizó.

Manuel Alvarado / tlnoticias.com