mayo 27, 2024

Parceleros de «Gato Negro» defienden labor del INTI

Pequeños parceleros del sector gato negro del municipio Guanare denunciaron que se encuentran afectados ante la presunta ocupación de predios que les fueron otorgados por parte del Instituto Nacional de Tierras, tras haberse demostrado que las mismas han sido puestas en producción y que se intento comercializarlas vulnerando las leyes.

El representante legal de la Asociación Hijos de Bolívar 2021, Yiscar Torres, aseguró que en el 2010 recibieron la medida cautelar de la parcela 25 de aseguramiento de la tierra, con motivo del incumplimiento de pagos que sufrieron por parte del Central Río Guanare, siéndoles entregados estos predios como forma de pago.

Los trabajadores del campo manifiestan que el INTI ha defendido el derecho de la tierra para su debido uso en favor de la producción alimentaria nacional, pero que presuntos ocupantes ilegales habían irrespetado la decisión pese al dictamen del tribunal agrario.

«Hemos cumplido con la ley de tierras, nunca hemos dejado de producir, vivimos en la zona, y nuestras tierras están productivas». precisó Torres.

Señala que no fue acatada la decisión del INTI y que se está ocupando de manera ilegal la parcela número 59, pese a que el tribunal agrario constató y ratificó que desde 2014 la «Asociación Hijos de Bolívar 2021» venían produciendo en estos predios.

«La constitución y la ley de tierras cumplieron su debido proceso, ese procedimiento ya finalizó, que usted no quiera acatarlo es otra cosa, se realizó una mesa de trabajo y ustedes presentaron pruebas y nosotros las nuestras demostrando que desde el 2015 hasta el 2018 nosotros veníamos produciendo y que en ese momento el INTI decidió darnoslas a nosotros porque ya que veníamos produciendo, conforme con el artículo 12 y 17 de la ley que establece que la tierra es de quien la trabaja, así que no se le vulneró el derecho a nadie, ni hay corrupción en el INTI.» finalizó Torres.

Manifiestan además que debido al incumplimiento de los pagos del que han sido víctimas, han debido abandonar la cañicultura, migrando a rubros más rentables tales como la yuca y el maíz.

Manuel Alvarado / tlnoticias.com